Meio&Mensagem
Publicidade

Wave Festival

Aplazado hasta 2022

Salles Neto recuerda los bastidores de la creación de Wave.

Presidente del Grupo Meio & Mensagem destaca el hecho de los jurados trabajaren yuntos en el Copacabana Palace.

Camila Rezende
19 de abril de 2017 - 14h37

Salles Neto, presidente del Grupo Meio & Mensagem, recuerda los bastidores de creación del Wave Festival tras diez años. Con el objetivo de implementar una marca fuerte en Latinoamérica, el detalla el trabajo que viene siendo hecho de forma consistente para repercutir en muchos rincones del mundo y aprovecha para comentarnos los desafíos que Wave tiene adelante.

¿Cuál fue el objetivo al crear Wave Festival?
Crear un festival que consiguiese la oportunidad de ocupar un espacio relevante en el mercado, destacando lo que hay dé más importante en la creación en Latinoamérica. En el principio era solo Latinoamérica, no tenía Estados Unidos, que solo entró después (2013), hasta el pedido de creativos de agencias de lengua española del mercado de estadounidense, que solicitó una cita con nosotros pidiendo para Wave abrir las puertas para ellos. Entendíamos que ningún de los festivales de Latinoamérica tenían una marca fuerte, que realmente engrandeciese las empresas premiadas, así como hace el Festival Internacional de Creatividad de Cannes. Existía espacio para ocupar. Y el Brasil es un país importante de Latinoamérica, cuando se habla en industria de comunicación, no solo pelo aspecto creativo, pero también volumen de dinero que gira en este negocio. Hicimos un plan para el lanzamiento de Wave, un modelo muy parecido a Cannes. La idea no era reinventar la rueda, pero crear un diferencial importante en relación a los festivales de la región. En Wave, los jurados trabajan reunidos. Ya en otros festivales que incluyen países de lengua portuguesa y españolas, el juicio es hecho por internet. El Wave reúne los profesionales y promueve un debate, con una crítica más criteriosa.

¿Después de diez años, cual su evaluación sobre el evento?
El viene transformándose año a año, principalmente en su imagen en el mercado global, ocupando un espacio destacado. Es un trabajo de hormiga, de desenvolvimiento. Y no solo en Brasil, envuelve todos los países de Latinoamérica y Estados Unidos. Gradualmente, creamos lo que nos gustaría desde el principio, que es ser el número 1 entre los festivales latinoamericanos. Esto es importante no solo para nosotros, que somos los realizadores del evento, pero también para la industria de comunicación en Latinoamérica como un todo. Lo que buscamos es una premiación que tenga reconocimiento internacional. Tanto que hacemos un book Wave para distribuir en Cannes, para que todos tengan conocimiento de lo que está siendo hecho de relevante en nuestra región. También tenemos un acuerdo con Advertising Age desde la primera edición. De esta forma, hay una buena divulgación en Estados Unidos, no solo en anuncios, pero con resultado de lo que fue premiado. También tuvimos desde los primeros años la presencia de Donald Gunn, que haz el Gunn Report, un proyecto reconocido en todo el mundo. Hacemos un esfuerzo grande para que Wave tenga una proyección internacional. Esto tiene un valor mucho grande para quien participa, gana premios y esté presente en el festival. En paralelo, hacemos seminarios desde la primera edición, con profesionales de destaque internacional. Es un trabajo de mostrar no solo lo que existe de mejor en Latinoamérica, pero también debatir temas que son relevantes para la industria de comunicación, principalmente en el área creativa, en todo el mundo. Esta es la misión de Wave, que el Grupo Meio & Mensagem lleva mucho en serio, porque entendemos la dificultad de crear una marca que tiene reconocimiento internacional.

¿Cuáles los desafíos para el futuro?
La gran cuestión que tenemos adelante es acompañar las transformaciones que están consolidándose en el mundo de la comunicación. Este talvez sea el segmento de la economía que hoy más sufre con transformaciones, con una velocidad muy grande, no solo por el incremento del mundo digital, que provocó grandes cambios en el mercado y en la forma de trabajar con un consumidor. Un festival como el Wave tiene que intentar acompañar esto, estar up to date con aquello que pasa a ser relevante para la industria. Hasta un rato atrás, un o dos años, casi no se hablaba de Mobile. Entonces el Mobile se volvió en un negocio fundamental en el proceso de comunicación y el festival tiene que acompañar esto, estar actualizado. Tiene los juegos del mundo digital, allí tiene marcas, productos, es una tentativa nueva de si relacionar con el consumidor. Algunas veces tenemos de incluir las categorías en las que ya existen o abrir procesos nuevos de evaluación en el festival. El grande desafío es entender los cambios que están ocurriendo y ver cuáles son relevantes y deben ser evaluadas con más cuidado a cada año para ser incluidas en Wave.

Publicidade

Comparte esto

Patrocinio

Realización